Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Fabrizio de André: la libertad y el compromiso

Sábado, a 1 de Febrero de 2014 -- Alfredo -Webmaster-

 

 

Con su sempiterno pitiillo entre los dedos

Con su esposa y compañera Dori Ghezzi

"Libertad, la he visto despertarse cada vez que he tocado" (Fabrizio de André)

Fabrizio de André, también conocido como “Faber”(Génova, 1940 - Milán, 1999), fue uno de los mejores cantautores del mundo, un avanzado en su tiempo, el artífice de un nuevo concepto musical que unió el sonido racial de la música popular italiana con el profundo respeto a la libertad creativa; y todo entrelazado con una defensa a ultranza de la justicia social.

Por eso y sólo con eso ya debería ser un referente a nivel mundial, después de años y años sigue siendo un perfecto desconocido fuera de su Italia natal.

Conocí su música hace muchos años, quizá en el 83/84, gracias a un amigo anarquista que me habló de un cantante italiano que tenía la capacidad de transmitir sensaciones nuevas con aires románticos, y todo ello aderezado con unos textos combativos, revolucionarios, libertarios. Entre lo que Ernesto me contó de su vida y las primeras canciones que escuché, su música me enganchó.

Fabrizio de André nació en Génova en el año 1940, el 18 de febrero, en una familia de la burguesía regional. Desde jovencito se sintió atraído por la música, por lo que empezó a estudiar violín con sólo seis años y, posteriormente, guitarra y piano.

Sus primeros años de colegial se caracterizaron por un comportamiento díscolo y rebelde, con continuos enfrentamientos con los profesores del colegio religioso en el que pasó sus primeros cursos.

Medio impuesto por su familia, muy conservadora y tradicional, estudió las carreras de Literatura y Medicina, además de Derecho, en la Universidad de Génova. Ninguna de estas materias le hizo olvidar su verdadera vocación: la música.

Empezó a componer y a interpretar sus propias canciones en el año 1961. En ese mismo año publicó sus dos primero vinilos: “Nuvole barocche” y “E fu la notte”.

A raíz de esos primeros trabajos, Fabrizio de André se labró una imagen y un gran prestigio como músico de culto, con una enorme capacidad para mezclar los temas más racialmente italianos con las canciones protesta de los cantautores franceses, sobre todo después del “Mayo del 68. Las letras de sus composiciones alternan la denuncia social, desde una perspectiva anarquista, con otras de índole más poética, incluso de marcado romanticismo.

La vertiente más combativa de este maravilloso ser humano quedó reflejada en sus continuas batallas a favor de los más desprotegidos. Fueron famosas sus luchas por los derechos de los inmigrantes, homosexuales y prostitutas. También fue un gran defensor de las diversidades culturales y las mezclas de las culturas mediterráneas, en los dos litorales, el europeo con el norteafricana. Buen reflejo de esto son sus canciones “Bocca di Rosa”, “Via del campo” o “Il pescatore”, un compendio de sonidos de inconfundible sello multicultural.

Obviamente, como gran defensor de la cultura de base latina, también lo fue de las músicas interpretadas en las lenguas o dialectos de su Italia natal: el genovés, el sardo, etc.

Su trabajo más racial, el más cercano a la música mediterránea más popular, la más profunda y al mismo tiempo más sentimental, “Crêuza de mä” (1984), lo hizo en colaboración con el gran Mauro Pagani. En algunos de las canciones de este disco, si cierras los ojos y abres los sentidos a la sensibilidad que emana, podrías percibir el ruido de las olas, las voces de los pescadores y las pescantinas, los sonidos del viento entre las montañas corsas… es un maravilloso ejemplo de música para el corazón (y para el cuerpo).

Su álbum más combativo, “Storia di un impiegato” (1973), fue el trabajo de referencia para toda una generación de cantautores europeos. Se podría decir que hubo un antes y un después de este maravilloso disco. El tema principal de este álbum gira alrededor de la figura de un empleado frustrado que tras observar el poco éxito obtenido en las revueltas estudiantiles del “Mayo del 68”, decide pasar a la lucha usan el terrorismo social. Las canciones incluidas en este disco tratan sobre las luchas de los poderes fácticos, las injusticias de los tribunales de justicia, la violencia de estado… y poniendo como contrapunto, las luchas individuales con el único arma que tiene un individuo: la autodefensa. En uno de los temas de este dicos, "Canzone del maggio", se repite machaconamente una frase dirigida como arma contra el poder establecido: "per quanto voi vi credete assolti, siete per sempre coinvolti" (“aunque os creáis absueltos, estáis para siempre involucrados”, en español). Aún hoy, "Canzone del maggio" se usa en Italia como himno en todas las luchas obreras y sindicales.

En su dilatada carrera, Fabrizio de André colaboró con multitud de artistas italianos (inconmensurables sus actuaciones en compañía de la PFM - Premiata Forneria Marconi), franceses, árabes, algún español (María del Mar Bonet, Raimon, por ejemplo), etc., pero no exclusivamente en composiciones musicales: también intervino en colaboraciones literarias (el libro “Un destino ridicolo”, con Alessandro Gennari), guiones y bandas sonoras de películas (“Il cantico dei drogati”, de Franceso de Gregori), etc.

Fabrizio tuvo dos hijos: Cristiano, con su primera mujer, y Luisa Vittoria, con Dori Ghezzi. Ambos son cantantes y ambos actuaron con su padre en sus últimos conciertos.

Durante el tour de su último disco, “Anime salve”, se le diagnosticó un cáncer de pulmón (era fumador empedernido, siempre con un pitillo entre los dedos), lo que lo obligó a interrumpir sus conciertos.

El día de su entierro, delante de las más de 10.000 persona que le acompañaron en su último viaje, se envolvió su cuerpo en la bandera anarquista mientras se cantaba la “"Canzone del maggio" entre los llantos y el dolor por la irreparable pérdida de un luchador libertario.

Hasta el mismo día de su muerte hizo lo que siempre quiso y vivió como siempre deseó vivir, sin dejar de componer y regalar al mundo lo que mejor sabía hacer: escribir maravillosas letras, componer increíbles sonidos.

De su inspiración y trabajo nos quedaron 14 (25, incluyendo grabaciones en directo) obras maestras de la historia de la música, catorce monumentos sonoros y poéticos que debería ser catalogados como  Patrimonio de la Humanidad, reflejos de una forma de ver la vida totalmente distinta a la que nos tiene acostumbrado el ‘stablishmen’ musical.

 

Listado de discos  

- Tutto Fabrizio De André (1966)

    -  Volumen 1 (1967)

   -  Morimmo de Tutti un stento (1968)

    -  Volumen 3 (1968)

    -  Barocche de Nuvole (1969)

    -  Novella del buona del La (1970)

    -  No denaro del al, no cielo del al del né del all'amore (1971)

    -  Impiegato de Storia di un (1973)

    -  Canzoni (1974)

    -  Volumen 8 (1975)

    -  Rimini (1978)

    -  En el Concerto - Arrangiamenti PFM (1979)

    -  En el Concerto - Arrangiamenti PFM vol. 2 (1980)

    -  Fabrizio De André (1981)

    -  Creuza De Mä (1984)

    -  Le Nuvole (1990)

    -  Concerti 1991 (1991)

    -  Anime salve (1996)

    -  Milla innamoravo di tutto (1997)

    -  De André en concerto (1999)

    -  Da Genova (2000)

    -  Peccati di gioventù (2000)

    -  Fabrizio De André en el volumen II del Concerto (2001)

    -  En contraria del ostinata e del direzione (2005)

    -  En el contraria 2 del ostinata e del direzione (2006)

Hoy, no sé si como homenaje a él o como símbolo de la alegría que siento por que es sábado y ya quedan menos días para ser más libre y más dueño de mi vida, hoy, repito, os quiero hacer partícipes de la música y la sensibilidad de este maravilloso ser humano: Fabrizio de André, un cantautor que espero que pase, a partir de hoy, a ser vuestro Fabrizio de André.

Alfredo Webmaster

Caja con la edición discografica completa de Fabrizio de André

Detalle de la edición con los CD's, su bibliografía, fotos y anexos

 

Fabrizio de André – “Cruza de mä

Fabrizio de André – "Geordie

Fabrizio de André – “Il testamento di Tito

Fabrizio de André – “Andrea” (grabación privada, con amigos)

Fabrizio de André – “Dolcenera

Fabrizio de André – “Volta la carta

Fabrizio de André – “Don Raffaé

Fabrizio de André – “Cielito lindo” (en español)

Cómo funciona la Gramola

La Gramola está situada en la parte alta de mi página web musicayvino.com, a la derecha.

Cuando pulséis “Play” se abrirá una nueva ventana en la que encontraréis un desplegable titulado “Autor”. Pulsándolo se abre un extensible con una relación de músicos y grupos que seleccioné para vosotros/as, para vuestro disfrute.

Una vez situado el cursor de vuestro ratón en el intérprete o grupo que deseéis, pulsad “Aplicar” para que la Gramola se sitúe en vuestra elección.

Ahora sólo tenéis que empezar a usar el panel de la Gramola, similar al de cualquier equipo de sonido: si pulsáis en “Play” a los pocos segundos empezará a oírse la primera canción que se irá encadenando con las posteriores, una detrás de otra hasta el final del CD del cantante que hayáis elegido.

Además de la opción “Play” citada anteriormente, también tenéis la posibilidad de poner en pausa la canción, pararla totalmente, retroceder y avanzar en ella, e incluso subir o bajar el volumen de escucha.

Y así, como acabo de explicar, podéis hacer con el resto de los intérpretes de la Gramola.

Comentarios

Enviado por Mila V en

Realmente me gusta pero hacía... uffffff añales que no lo escuchaba.
De veras me alegra que lo hayas agregado en la gramola.
Estos mis gustos musicales me vienen desde mis épocas universitarias.

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

jo me recuerda a las curvas de adriatico llegando a split ...andrea

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Estoy plenamente de acuerdo contigo.
Tengo toda su discografía y sólo puedo decir que su música es y será eterna.

Enviado por Adolfo (no verificado) en

No conocia a este interprete, pero me encantó.
Gracias

Añadir nuevo comentario