Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…
Lunes, a 31 de Agosto de 2009

La actividad violenta de las bandas latinas reclama medidas de prevención e integración

Editorial de El País, 31/08/09

En la madrugada del viernes, un joven recibió un disparo en la zona de Azca de Madrid, y falleció poco después. Tenía 17 años, era cantante de rap y, según fuentes policiales, jefe intermedio de la banda juvenil violenta Dominican Don't Play. Salió con unos amigos de una discoteca, lo siguieron unos cuantos integrantes de los Trinitarios, un grupo dominicano rival, y cuando subía a un taxi sufrió el impacto mortal. El supuesto asesino tenía más o menos su misma edad, y la facilidad con que abrió fuego en un céntrico barrio de la capital revela que, pese a los esfuerzos de la policía (desde que estas bandas latinoamericanas desembarcaron en 2005 en Madrid sólo se han contabilizado siete víctimas de su violencia; la anterior, en febrero de 2006), todavía quedan amplios flancos por cubrir.

La peligrosidad de estas organizaciones exige extremar la prevención y no escatimar esfuerzos para evitar, no sólo sus operaciones delictivas, sino el enfrentamiento de unas contra otras. Son casi 1.000 los jóvenes que en Madrid forman parte de estas bandas, de estructura piramidal y cuya consigna interna reza que, mientras mayor sea la violencia que se use, más fácil será escalar puestos en la jerarquía. Aunque se desconoce el móvil del último crimen, la policía baraja la hipótesis de viejos ajustes de cuentas. Los jefes de los Trinitarios encargaron esta vez el crimen a un menor de edad ya que, en caso de ser condenado, no llegaría a cumplir ocho años de pena. Así proceden estos grupos, y no hay que olvidar que la virulencia de sus actividades los ha convertido en un verdadero cáncer en sus países de origen.

Estas bandas se alimentan en la falta de integración de los adolescentes inmigrantes. Suelen vivir en familias desestructuradas, donde la lucha por la supervivencia de los padres impide que se ocupen del cuidado y la educación de los hijos. De ahí la importancia de iniciativas como la que tomó el ayuntamiento de Barcelona hace unos años: impulsó un plan para integrar a estos grupos como asociaciones culturales, siempre que hicieran renuncia expresa de cualquier tipo de violencia. Lo que no se puede descuidar, en cualquier caso, es la vigilancia de las zonas donde estas bandas suelen moverse. Como Azca. Un lugar de ocio cuyo abandono han denunciado reiteradamente los vecinos a las autoridades.

 

Sábado, a 14 de Febrero de 2009

Hace tiempo le pedí Sandra Liz que escribiera sobre su país, sus paisajes y paisanajes, y lo hizo: aquí está su trabajo, un excelente texto sobre una de las zonas más hermosas de la República Dominicana.

Me siento orgulloso de contar con su amistad y de tenerla como guía en el recorrido por una de las playas más bonitas del mundo: Playa Rincón.

Sería magnífico si su escrito sirve para que algunos de vosotros o vosotras visitéis la isla; si no lo consigue, al menos nos valdrá para conocer algo más de un país que comparte nuestra misma lengua, nuestra misma base cultural y que sigue siendo una parte consustancial de la querencia de los españoles.

Gracias, Sandra, muchas gracias.

Alfredo Webmaster


Mi tierra, por estar ubicada como dijo nuestro apreciado Pablo Mir, “Hay un lugar en el mundo, ubicado en el mismo trayecto del sol”, posee tantos lugares hermosos, que podríamos catalogar de paraísos terrenales que para mí es un verdadero honor poder mostrarles parte de sus encantos y bellezas naturales. En esta ocasión, escribiré sobre un pueblo ubicado al noreste de la Isla. ¿Qué mejor entorno para comenzar a describirles las maravillas que se encuentran entre los cuatro puntos cardinales de mi país?

El año pasado, junto con un grupo de amigos y familiares, nos trasladamos de la ciudad de Santo Domingo de Guzmán (más conocida sólo por Santo Domingo), ubicada al sur de la Isla hasta el noreste del país, con la idea de poder acampar y pasarnos un agradable fin de semana rodeados de sol, playa y arena. Hacer algo así no es muy complicado: vivo en una preciosa Isla, entre el Mar Caribe y el Océano Atlántico.

Lugares para acampar hay muchos, pero siempre es recomendable hacerlo en compañía de un buen grupo de personas: éramos alrededor de 35 personas, entre niños y adultos. Nuestro destino era llegar a la península de Samaná.

Samaná, una  de las 32 provincias de la República Dominicana, está ubicada a 245 kilómetros de la cuidad de Santo Domingo. Una vez en Samaná, nos trasladamos hasta Playa Rincón, considerada como una de las 10 Mejores Playas del Mundo.

Antes de escribir sobre ese bellísimo lugar, creo que sería oportuno hablarles un poco de Samaná y de los diferentes lugares que posee para la diversión.

Samaná, fundada hacía el año 1756, una época en la que estaban de boga los piratas, inició su desarrollo gracias a grupos de familias provenientes de las Islas Canarias (España) en el lugar llamado Carenero Grande. El poblado se organizó como Parroquia del Partido de La Vega dentro del territorio dividido que tenía establecido entonces el Santo Domingo Español.

Aproximadamente, en el año 1820 se establecieron también los esclavos libertados que con su pintoresco y singular modo de hablar el inglés, aportaron sus costumbres; también, la llegada de inmigrantes europeos, sobre todo ingleses y principalmente franceses, se empezó la colonización de la región.

Las playas eran utilizadas para reparar y limpiar los cascos de las embarcaciones, de estos inmigrantes y a esta labor se le llamaba carenar, topónimo que aun sigue utilizándose en la región. Los españoles hacían, de vez en cuando, excursiones para tratar de desalojar a los ocupantes, principalmente franceses, que intentaban ocupar la región.

Con la firma del Tratado de Basilea, Santo Domingo Español pasó a ser del dominio francés. El gobernador de entonces, Ferrand, trato de desarrollar la región e instaló colonos franceses, entre los que se encontraba la familia de Théodore Chassériau, y otros lugareños haitianos que escapaban de la revolución en Haití. Haiti, es el otro país que comparte territorio con nosotros, los dominicanos, dentro de la Isla La Española.

Estos colonos se dedicaban al corte de maderas preciosas para la exportación y al cultivo del café.

Algunos apellidos topónimos de la región aun se conservan en la actualidad, como, por ejemplo, Anadel (Arrendel). Clará (Clarac), Tesón (Tessón), o palabras de origen francés como es Las Terrenas (La Terrienne o La Terrateniente).

Tras la Reconquista, como otros pueblos pasó hacer parte de Partido del Este, siendo El Seibo la cabecera del Partido.

En 1822, el país fue intervenido por los haitianos y el presidente de esa época, Boyer, instaló a varias familias haitianas en Tesón así como también esclavos norteamericanos, algunos de los cuales se establecieron e influyeron con sus tradiciones, idioma y costumbres.

Samaná, después de tantas mezclas y evoluciones, tuvo diversos cambios dentro de lo que sería su demarcación territorial, siendo el último en el año 1959, con la reducción territorial. La provincia fue creada como Distrito Marítimo el 4 de junio de 1867.

La Constitución, que se hizo efectiva en el 1908 la convirtió en provincia, conservando hasta nuestros días el nombre indígena de la región.

La superficie del territorio es de 853,74 kilómetros cuadrados. Su municipio cabecera es Santa Bárbara de Samaná, y sus otros dos municipios son Las Terrenas y Sánchez. Los distritos municipales son Arroyo Barril y El Limón. Es atravesada de Este a Oeste por la Sierra de Samaná, siendo la montaña más alta la de La Meseta con 605 metros de altura. El cauce de sus ríos no son muy largo, teniendo un importante humedal: eL Bajo Yuna.

Las principales actividades económicas de la región son el turismo, la pesca y la agricultura. También existe un pequeño desarrollo minero de extracción de mármol.

En cuanto a la agricultura, los más cultivos son la yautía y el coco. Samaná es conocida por albergar la plantación de cocoteros por metros cuadrados más importante del mundo.

El territorio posee un paisaje de belleza inigualable, divido entre colinas de diferentes tamaños, playas de arenas súper blancas y aguas verdaderamente cristalinas.

Samaná cuenta con diferentes destinos turísticos, como Cayo Levantado, una pequeña isla ubicada al Nordeste de la Península de Samaná.

Todos los años, en las estaciones del invierno y primavera, este hermosísimo lugar es visitado por las ballenas jorobadas, que en un número aproximado de 3.000 ejemplares, llegan aquí para su época de apareamientos, brindándonos un espectáculo sin igual al permitirnos acercarles a ellas a pocos metros de distancia. El lugar, más conocido como “EL Santuario de Las Ballenas”, esta ubicado en el camino a Cayo Levantado que, por cierto, también posee una hermosísima playa.

Toda la Bahía posee playas de arenas blancas y aguas de colores que van desde un azul turquesa al verde celeste, brindando al espectador la sensación de que sí existe el paraíso: es este.

Limitaciones geográficas: Samaná limita al Norte y Este con el Océano Atlántico, al Sur con la Bahía de Samaná y la provincia Monte Plata (en el Suroeste) y al Oeste con las provincias Duarte y María Trinidad Sánchez.

El pueblo central es Santa Bárbara, una antiquísima población de pescadores con un aeropuerto internacional llamado Aeropuerto Internacional de Samaná, que recibe vuelos de todas partes del mundo, y por supuesto, vuelos de tour operadores desde Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. También posee un excelente puerto.

En Samaná existen multitud de complejos turísticos, de excelente calidad, entre los puedo mencionar,  de 5 estrellas: Bahía Príncipe Samaná y Bahía Príncipe el Portillo, en Las Terrenas (más adelante os comentaré de este pueblo, un lugar magnífico).

Otros hoteles de 5 estrellas reseñables: Hotel Bahía Príncipe Cayacoa y Bahía Príncipe Cayo Levantado.

También existen instalaciones de menor categoría pero con una óptima calidad de servicio: Hotel Cacao Beach y el Hotel La Tambora.

Por las grandes influencias europeas y mezclas de razas y culturas, la gastronomía de la zona es sumamente variada.

Ya os hablé bastante este pueblo que, en lo particular, a mi me fascina; ahora os contaré sobre el destino de mi escrito: Playa Rincón

PLAYA RINCON

Al llegar a este entorno natural se entiende perfectamente por qué ha sido catalogada como una de las mejores playas del mundo; ciertamente, el lugar es todo un encanto.

Ubicada en Las Galeras, Samaná posee arenas de una blancura y fineza que con sólo posar tus pies y caminar descalzos sobre ella, te proporciona una agradable sensación de descanso y bienestar.

Para  llegar a este paradisiaco lugar se parte desde la carretera que va desde Samaná hasta Las Galeras: puedes elegir ir por carretera, a caballo o por mar. Nosotros, como íbamos a acampar, decidimos ir en vehículos normales, dada la facilidad del acceso. También se puede acceder con un vehículo todo terreno, de los llamados 4x4, muy bien adecuados para la travesía. Eso sería en caso de decidirse a ir en autos ya que como les mencionaba pueden elegir las otras dos opciones.

Playa Rincón no presenta, por lo general, grandes aglomeraciones de personas; por ese motivo, la estancia allí se presta para el descaso y el disfrute en familia o con amigos. Los hoteles alrededor son muy escasos, y los que existen están a la distancia suficiente como para no interferir en el medio ambiente.

Este es el camino que sale desde la carretera hasta llegar a allá…

La playa tal cual la disfrutamos.

Mientras los niños disfrutan del baño, el resto seguíamos en nuestras conversaciones, cocinando y disfrutando de unos traguitos de ron dominicano, el mejor del mundo…

La otra parte del grupo se prestó a la armadera de las casas de campaña y preparar las parrillas para nuestros asados…

 Ya es hora de comenzar a encender los carbones...

Que relajante descanso… lejos de la cuidad.

Luego de todo el trajín del día, pasamos a disfrutar de la noche...  y que noche más inolvidable, llena de bailes y cuentos…

Y ya, desgraciadamente, en nuestros últimos momentos de disfrute: ¡¡Qué penita... Debemos regresar a casa, a la vorágine de día a día…!!

Espero que el recorrido por este maravilloso lugar os haya gustado tanto como a mi. Animaos y visitadlo.

¡Sandra Liz, a la orden!

 

 

 

Viernes, a 23 de Enero de 2009

Una lectora del blog, Ana Junto, desde la República Dominicana, me envió esta información sobre un proyecto que existe en su país para la protección de niños sin hogar.

Dejando al margen cualquier tipo de consideración de índole religiosa, sobre todo viniendo de un ateo, la labor humanitaria que está desarrollando el grupo “Quédate con nosotros” es altamente reseñable y plausible, y por eso lo publico. Las buenas labores sociales, vengan de donde vengan, serán siempre motivo de satisfacción.

Muchas gracias por tu colaboración, Ana.

Alfredo Webmaster

 


 

¿Qué es “Quédate con nosotros”?

Después de largos años de gestación, “QUEDATE CON NOSOTROS” surgió como propuesta de vida para los niños que abandonaron sus hogares al romper los vínculos con sus familiares.

Se conformó un equipo permanente de colaboradores. En marzo del 2000 se inició la rehabilitación y equipamiento de un local, para alojar a los niños contactados en la calle, a partir de un acuerdo de financiación de las agencias italianas “Voluntariado Internacional per Sviluppo (VIS)” y “Amici dei Popoli”, con la animación y acompañamiento de la “Red de muchachos y muchachas non Don Bosco”.

Desde la llegada de los Salesianos a nuestro país hace 70 años, su trabajo educativo ha sido dar respuesta a las necesidades de los muchachos abandonados y pobres, siguiendo así los lineamientos de su Padre fundador San Juan Bosco: en la República Dominicana, al igual que en toda América Latina, se ha incrementado sustancialmente la presencia de muchachos/as en la calle.

Las primeras respuestas a esta problemática se ofrecieron a través de diferentes espacios formativos como el “Hogar Escuela Santo Domingo Savio (HESDS)”, para muchachos huérfanos; luego le siguió, en la Parroquia María Auxiliadora de SD, el Proyecto “Canillitas con Don Bosco” para muchachos trabajadores.

Después de 14 años de existencia, y tras haber superado muchos y variados retos, el proyecto “QUEDATE CON NOSOTROS”, está teniendo un éxito importante, éxito que se incrementa día a día.

Actualmente, el proyecto “Quédate con nosotros” forma parte de la “Plaza educativa Don Bosco”, y tiene su ubicación en Hainamosa, Santo Domingo Este. Allí se ha iniciado una nueva experiencia marcada por las ilusiones y sueños, y sobre todo por que cuenta con más facilidades para seguir trabajando por el bien de los niños y adolescentes de nuestro país y de nuestra sociedad.

Para más información, entrad en las páginas Boletín Salesiano y Shine a Light (Proyectos “Niños del Camino” y “Acción Callejera”).


Martes, a 26 de Agosto de 2008

Ari Puello dejó la República Dominicana cuando tenía nueve años. Aterrizó con su madre y su hermano en Terrassa.

Como si una nave espacial la hubiera succionado para depositarla en otro planeta: se encontró con racismo y una lengua extraña, de la que ni sabía el nombre.

Desahogó su rabia contra el mundo por medio de un rap de letras agresivas y a veces Ari se queja: "No son tantas veces, dos o tres por disco", mezclado con ritmos caribeños.

Acaba de tener un hijo y publicar su esperado cuarto CD, “13 razones” en Zona Bruta, su discográfica de siempre. Su agresividad se ha dulcificado. "He madurado, pero si alguien me busca, me encontrará", dice Ari, chula y riendo.

Josep Massot para La Vanguardia.es, 05/05/08


Ari Puello - Juana Calamidad

"No soy morena, soy negra, ¡apréndetelo! No te equivoques conmigo, ¡recuérdalo! Oye, racista ignorante, asúmelo. Vas a tener que aguantarme, si vuelvo a nacer quiero ser lo que ahora soy, de la misma raza, mismo sexo y condición, saber resolver siempre la situación, poner los pies en la tierra, saber pedir perdón, aprovechar la ocasión, pensar en pasta sin exageración, pasar los días viajando con mi gente, que la rutina se convierta en algo diferente, y es que la salud está en la mente, por eso estoy bien, por eso soy fuerte".

Con estas palabras cantadas con su peculiar flow se autorretrata en sus canciones Ari Puello, dominicana de Salt, Girona, una negra que tiene tumbao, que trajo el rap que representa las calles, que habla con argot barriobajero de lo que hablan los jóvenes de la periferia. "En mi rap está mi alma y también es un arma, explico lo que soy, lo que vivo a diario, lo que le pasa a mi gente, y a la vez es un arma reivindicativa, contra las injusticias, los gobiernos, el hambre, el dinero, la esclavitud de niños y mujeres...". Critica el capitalismo que todo lo compra, al joven que se consume consumiendo, lo engañoso de la vida, a Aznar y a Bush, el que unos estén a dieta y otros pasen hambre, lo mal que va cuando todo va mal.

Ari Puello empezó a cantar para desahogar su rabia. Su madre la trasplantó de Santo Domingo a Terrassa cuando ella tenía nueve años. Fue como llegar a otro planeta: "Fui -dice- una niña orgullosa, con odio y muy mala hostia. En 1986 había muy pocos negros y mucho racismo, entre la gente y la policía, y además me encontré con que se hablaba una lengua desconocida. “¿Qué es?, ¿Inglés?”, pregunté. Después supe que era catalán y poco a poco fui haciendo amistades y enseñándoles que debían respetar a la gente de color, que todos somos iguales".

Ari Puello escuchaba, de pequeña, en la radio de su madre a Camilo Sexto y El Zafiro (a quienes samplea en su último CD) o Fernando Villalona. En Las Arenas de Terrassa ya era fan de Chiquetete, Los Chunguitos o Tijeritas.

En 1994 se fue con su madre y su hermano a Girona y allí encontró a su peña, skaters, breakers, raperos, grafiteros "y hasta punkies", dice, con quienes hacía perpetua vida callejera, nada más cerrar la tienda de objetos indios y africanos. Un día, durante una jam en un local de Salt, decidió subir al escenario con su amiga Virginia y lanzar una dura réplica feminista a un rapero machista. La liaron. "La letra -dice- no te la digo: es tan fuerte que es irreproducible. En el mundo del rap hay pocas tías y nosotras íbamos muy borrachas".

En el local hubo bronca de la buena y el rapero Bano la invitó a participar en NO del KRB (Nacidos Originalmente del Karibe). La experiencia duró un año. Ari formó otra banda, Discípulos del Micro, con Nomah, ahora su marido.

Y en 1997 estalló la bomba. Su primer CD, “La fecha”, con temas como La ley de Murphy, Hasta el amanecer, su conexión con lo que llama cariñosamente "mi gentuza de Girona". Una de las primeras, si no la primera, rapera en español, antes que la Mala, era Ari Puello, brava, camorrista, buscando pelea a la primera. "Es lo que tenía que hacer: los jóvenes se ven capaces de conseguir lo que quieren, vemos el mundo en contra y hemos de combatir, con los padres, en la escuela... Es una reacción de autodefensa".

Ari Puello ha tenido un hijo y acaricia la idea de irse a vivir una temporada a Nueva York, donde tocó recientemente en el SBO´S en el Lower Manhattan. "¿Si me ha cambiado ser madre? ¡Claro!", contesta Ari, con su sonrisa blanca. "Todos evolucionamos, ahora, con 31 años, ya no tengo la rabia de antes, he madurado y eso se nota en mi último disco,’13 razones". Y Ari vuelve a mirar el reloj del móvil, se levanta de la mesa del restaurante dominicano Puerto Plata, junto al mercado de Santa Caterina.

Le rodea su gente, camino en pocos minutos del Viñarrock. Y en sus ojos perdura el intenso brillo de su mirada cuando, hace apenas unos segundos, se despedía diciéndome: "Me he fijado una meta grande y, ¿Sabes?, lo voy a conseguir".  

Lunes, a 18 de Agosto de 2008

La mitad de la cooperación española va a América Latina - De la Vega viaja cada verano a supervisar los resultados

Por Ana Alfageme para El País, 18-08-08

 


Dos bebés viven sobre un río de inmundicia pero comen cinco veces al día por el trabajo de unas monjas. Una mujer con 10 hijos dejará de convivir con la pestilencia en la bahía más bella de El Salvador. Un barrio de Santo Domingo anexo a la zona colonial mudará su piel de gueto. Son algunas caras de un relato de solidaridad. Casi la mitad del dinero que, de los impuestos que pagan los españoles, se dedica a la cooperación (un 42% de los 5.509 millones de euros, 8.250 millones de dólares previstos para 2008, lo que constituye ya un 0,5% del Producto Interior Bruto) va a Latinoamérica.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, en su cuarto viaje oficial a la región, se ha centrado en la inversión española (pública y privada) en los cuatro países que, en 11 días, ha visitado: México, República Dominicana, Haití y El Salvador. Ha repetido que España no aplicará la directiva europea de retorno de inmigrantes y ha vendido con entusiasmo el proyecto para que los extranjeros puedan votar en elecciones municipales españolas. Pero, sobre todo, ha monitorizado la ayuda al desarrollo. Y ha querido recalcar que el compromiso para esta legislatura es llegar a donar el 0,7% del PIB. Queda por saber si se cumplirá.

Dos bebés que comen

Oader y Oudur chillan cuando los flashes acosan al sentarse junto su madre una mujer blanca, la vicepresidenta del Gobierno de España. La joven ni siquiera los mira. Probablemente, los dos bebés gemelos sean fruto de una violación múltiple. Pero al menos comen, aunque vivan en el suburbio más mísero de Haití, el país más pobre de América.

Siete monjas, cuatro de ellas españolas, se encargan de que mujeres que alumbran a niños tras haber sido forzadas aprendan a quererlos, y que éstos estén nutridos, y que 1.300 niños más paseen un impecable uniforme por el conglomerado infernal de chabolas de chapa que es su casa y la de otros 300.000 haitianos en una barriada de Puerto Príncipe cuyo nombre (Cité Soleil, Ciudad del Sol en francés) es una broma macabra.

En medio de esa selva de chamizos reventados por las balaceras, refugio de las bandas, está el colegio Rosalie Rendu de las hermanas de la Caridad, premio Príncipe de Asturias de Cooperación. Un recinto humilde pero con parterres, con aulas. Algo parecido a la seguridad. O no.

"En los últimos tiroteos, dormíamos debajo de la cama". Sor Pilar, una enérgica navarra que lleva 25 años en Haití y es la superiora del colegio, cuenta los enfrentamientos de principios de 2007, cuando los cascos azules de la ONU declararon la guerra a las bandas. "Hubo momentos en que el único coche que se respetaba era el nuestro, y una vez que nos evacuaron gritaban: '¡No se vayan, hermanas, si se van ustedes acaban con nosotros!". Pero las monjas nunca han dejado de alimentar a los críos. "Es la suerte que tenemos, por la cooperación internacional", dicen.

Desde la penumbra risueña del colegio, la vicepresidenta salió a dar un breve paseo por el paisaje de penuria. Niños semidesnudos se acercaban pidiendo dólares y acababan abrazados a ella, que miraba el horizonte interminable de miseria con gesto demudado. Al otro lado del hedor del río, hombres y mujeres sin futuro clavaban sus ojos sobre la comitiva. En Haití, más de la mitad de sus nueve millones de habitantes sufre una pobreza extrema. El Gobierno español gasta aquí al año 16 millones de euros, de los que 240.000 van al colegio. Ha multiplicado por 30 la ayuda. Desde la indignidad de Cité Soleil, suena a poco.

Pescado libre de fango

Un perro esquelético sorbe del regato pestilente frente al umbral de la casa de Marta. "Ya ve cómo estamos, no se puede vivir así". Un niño, quizá uno de sus nietos o de sus hijos (tiene 10), se asoma curioso. Unos metros más allá, los manglares y la bahía de Jiquilisco, en El Salvador, un paraíso de 63.000 hectáreas y enorme biodiversidad (fue reconocida en 2007 como Reserva de la Biosfera) que, como el resto del país, es el desagüe de una pequeña nación densamente poblada (siete millones de habitantes en una extensión como Badajoz). Sólo el 3% de las aguas se vierte después de ser tratada.

La vicepresidenta inauguró, entre banderitas de España y de El Salvador, una planta de saneamiento costeada casi totalmente por la cooperación española, con 540.000 euros en Puerto El Triunfo, uno de los extremos de la bahía. A partir de ahora, las aguas residuales del poblado, de 10.000 habitantes, ya no se verterán al humedal, un centro pesquero y marisquero del que viven 50.000 vecinos.

Al lado de la casa de Marta, en la otra punta del laberinto de manglares, en Puerto Parada, la delegación abrió un centro de interpretación ecológica, también fruto de la donación española. Si falta la pesca -que empieza a escasear, contaba un pescador-, hay esperanzas de que los turistas se acerquen. "Y ya tenemos nuestro bulevar adoquinado, que no sabe usted lo que significa eso", decía otro.

Agua limpia en Acapulco

"No puede ser que de los 4.400 millones de personas que viven en países en desarrollo, casi tres quintas partes carezcan de saneamiento básico y un tercio no tengan agua potable". Las palabras pronunciadas por la vicepresidenta española unos días antes en Acapulco (México) parecían insólitas. Acapulco suena a Frank Sinatra, a glamour de los años cincuenta, a margaritas al atardecer en hoteles de lujo.

¿Problemas de agua en uno de los destinos turísticos más famosos del Pacífico? Pero la bahía de una ciudad de 700.000 habitantes, rodeada por rascacielos y atascos a cualquier hora, esconde una cara peligrosa: es el desagüe de todo tipo de contaminantes insalubres, sobre todo en época de lluvias, cuando las tormentas arrastran desde bolsas de basura hasta perros muertos.

Las autoridades mexicanas reconocen que, tras el paso del huracán Paulina (1997), que dañó la red de saneamiento de Acapulco, ésta no funciona bien. Tampoco opera adecuadamente la planta potabilizadora, que tiene el riesgo de averiarse y verter agua contaminada a la red.

El Gobierno, que ha creado un Fondo de Cooperación para el agua y el saneamiento en Latinoamérica (1.074 millones en cuatro años, hasta 2012) va a costear con 35 millones la mitad del plan de saneamiento integral de la bahía de Acapulco y realizará el plan de viabilidad. El objetivo: que todos los vertidos al mar sean de aguas tratadas.

Estruendo de un barrio

Al final del barrio de Santa Bárbara, en el corazón de Santo Domingo, hay un muro en el que los niños han pintado personajes amables, fantásticos. Para neutralizar la masa de ladrillos que les separa de las calles limpias, las fachadas encaladas, los turistas de la zona colonial. Para olvidarse del hambre, de su imposibilidad de leer, de eso que Guillermo y Jean Jean, dos monitores de un taller de chavales, conocen tan bien. Unos chavales sonrientes se han subido a unos zancos para escenificar la petición de oportunidades culturales ante la vicepresidenta.

Desde hace más de una década, una planta generadora de electricidad atruena día y noche la barriada, y los atracadores campan a sus anchas, como le ocurrió hace pocos días a la hija de Francis, que se asoma a la puerta de su casa cuando pasa la comitiva española junto a su vecina Victoria, una anciana que señala la ensordecedora instalación junto al río.

La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) pretende restaurar el barrio y hacer más salubres casas y calles, con 1,2 millones de euros en cuatro años. España es el primer donante internacional en el país, con 20 millones de euros entregados en 2007.

Algunos de los 1.000 vecinos del barrio, un enclave asolado por la pobreza, el paro y el analfabetismo, no tienen agua, o luz, o la consiguen enganchándose ilegalmente a uno de los cables que cruzan el cielo. Apenas hay comercios y los rincones ocultan chabolas a las que se asoman tímidamente mujeres como Nuria, que entreabre la puerta de su chamizo, un pequeño cuarto. Tiene cinco hijos y 34 años. Cuando se le menciona el futuro de su barrio, a pocos metros de los grupos de turistas que retratan el esplendor colonial, sonríe con unos pocos dientes.
Suscribirse a República Dominicana